El equipo dirigido por Israel venció a domicilio ante La Gimnástica Segoviana por 2-3, líder de la clasificación y consiguieron así su primera victoria en una temporada que no ha empezado como se desearía. Este triunfo no es solo deportivo sino psicológico. El equipo lo necesitaba y lo ha conseguido. Esta victoria son tres puntos de confianza necesarios para catapultar a los juveniles a puestos superiores de la tabla y abandonar los puestos de descenso donde se había metido.

Voto de confianza total del Unami y aficionados del Club sobre este equipo. Les apoyamos hasta el final. Falta un largo recorrido por jugar esta temporada y, sin duda, el Juvenil no hará más que crecer. Han logrado la primera victoria, ¿quién podrá pararles ahora?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.