Las segovianas se impusieron al Bosco de Asturias por 55-61 gracias a una intensa defensa y aun segundo cuarto para enmarcar.

Soberbia dirección de Cubric y actuación estelar ofensiva de Suárez (11), Araujo (12) y Manrique (18).

Las condiciones climatológicas advertían una posible suspensión del encuentro en Avilés, pero las jugadoras del Unami llegaron, vaya que si llegaron. El conjunto dirigido por Manrique y Muñiz pusieron las piezas sobre el pabellón del Santo Ángel con un único objetivo: la victoria.

Las azules fueron superiores en la primera mitad, que tras un primer tanteo ganado (14-15), las segovianas apretaron los dientes en defensa y ajustaron la mirilla telescópica para encestar prácticamente todo lo que lanzaban, todo ese las sirvió para ganar el segundo cuarto por 10-18 e irse al descanso con un handicap de +9. Bajo la tutela de Martina Cubric, los fusiles de Sara Manrique, Sara Araujo y Sofía Suárez, y la intensidad de Bea Eguiraum, Paula María y Ángela San Macario, ese partido no podía escaparse.

La segunda mitad fue una mímesis del primer acto, sin despistes defensivos y superlativas en el rebote, las del Unami no dejaron jugar al Bosco, que tan solo pudieron hacer frente a las azules en el tercer cuarto (13-10), pero cuyas energías se diluvieron en el último cuarto (18-18), que permitieron a las segovianas llevarse su cuarta victoria en el campeonato y acechar al Filipenses en la 10ª posición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.